Consejos para viajar por el mundo, sin que tu bolsillo se vea tan afectado

Así como muchos de ustedes, de niña mi sueño máximo era viajar por todo el mundo y conocer muchos lugares.  Fui creciendo y comprendí que esa ilusión era más difícil de cumplir de lo que yo creía. El primer obstáculo era el dinero. Los viajes suelen ser carísimos.

Pero si, así como yo también eres misio y aun así quieres conocer grandes destinos turísticos, he recolectado para ti algunos consejos según mi modesta experiencia de mochilera

1. Elige un destino con fronteras amigables:

Sí, hay muchos países que sólo te piden tener pasaporte para ingresar. Recuerda que el proceso de visa siempre es complicado. Demanda de mucho tiempo y dinero. Por eso es recomendable sacarles el jugo a nuestros pasaportes. Tenemos acceso libre a varios países que realmente valen la pena dentro Latinoamérica (mucho mejores que Estado Unidos) y, ¡hola!, recuerda que podemos ingresar a todos los países de la comunidad europea sin necesidad de visa.

2. Compra tus boletos de avión con máximo 6 meses de anticipación: 

Por más que parezca un gran cliché, ¡es verdad! Siempre sale más barato. Además, siempre las ofertas aparecen mientras más anticipada a la fecha de viaje te encuentres. También es una buena forma de ir organizando las cosas, ya sean en el trabajo, universidad, colegio, etc. e ir separando esa fecha o para pedir vacaciones… Un dato más, así aseguras tu viaje y puedes ir planeando todo lo que harás: Más tiempo planificando, mejor salen las cosas.

3. No gastes en lujosos hoteles

¡Nunca! Este es el peor error que puedes cometer. Si quieres ahorrar de verdad, el hospedaje es en lo que menos debes pensar. Suficiente con una cama y un lugar limpio. Si incluye desayuno, mucho mejor; pero siempre a precio módico. Otro consejo interesante puede ser alquilar hospedajes. Hay una página conocida por los turistas llamada: Airbnb.com Ofrece habitaciones, departamentos completos a un precio mucho menor de los hoteles.  Recuerda se trata de conocer y vivir la aventura.

4. Sé buen turista y come lo necesario

La comida siempre es uno de los puntos que más nos preocupa, sobre todo a la mayoría de peruanos. Lo que recomiendo aquí es tomar un buen desayuno. Si el hotel ofrece, aprovecharlo al máximo. Recuerda comer carbohidratos y proteínas, que son las fuentes de energía esenciales para el organismo. No gastes comiendo comida cara, comida como la peruana no vas a encontrar. Ubica el supermercado más cercano y compra frutas, agua, panes, cosas necesarias para hacer emparedados consistentes. De esta manera te mantendrás nutrido e hidratado, sin gastar mucho.

5. Caminando conoces más

Una botella de agua, unas buenas zapatillas y estás listo para caminar por las calles de Europa, Brasil, México o donde tú quieras. De paso ayudas a tu vista a conocer nuevos paisajes, otras formas de vida, las calles de las ciudades, aprovechas de tomar buenas fotos, cosas que no puedes hacer desde un bus o metro; mientras ahorras a tu bolsillo un par de dólares o euros.

6. Aprovecha todo lo que es gratis

Casi siempre, en la mayoría de países se ofrecen eventos con entrada libre o ingreso a museos y bibliotecas solo mostrando tu pasaporte. Chequea días antes sobre eso durante tus fechas de viaje y aprovecha de asistir a todo lo que puedas. Y, claro está, si viajas a la zona del mediterráneo, costas del atlántico o mar Caribe… ¿qué más puedes pedir? Las playas son gratis y abiertas para los quieran disfrutarlas.

… y, por último,

7. Trata de no comprar recuerdos, sino de hacerlos.

Siempre que viajo con mi mamá este es uno de los puntos de discusión. Ella quiere comprar recuerdo para la tía, la amiga, la abuela, la prima, etc. Si quieres ahorrar no puedes hacer esto. El mejor recuerdo que puedes llevar son experiencias, anécdotas, fotografías. En ese consiste viajar, llenar de más historias tu vida. No pienses mucho en qué llevar, sino en disfrutar cada momento de tu viaje para poder entregar más que un simple llavero. Créeme, una buena historia puede emocionar más que un vasito con el nombre de la ciudad.